ALIEN: Covenant

ALIEN: Covenant
No te la puedes perder!!

jueves, 24 de abril de 2014

NOÉ: la versión libre de Darren Aronofsky, que sorprendió a todos.

Redacción de POP CORN CINEMA, el Blog del Cine en Colombia.
Por Jaime Ponce (Miembro de la Asociación colombiana de Críticos y Periodistas del Cine ACOPECINE) Derechos reservados®, prohibida su copia o reproducción parcial o total, sin autorización de su autor. Registro1-2012-17127 de la Dirección Nacional de Derechos de Autor Colombia.



La aspiración de quien produce una película bíblica es provocar una adhesión a gran escala con el mundo de los creyentes. Si ellos aprecian el film y acuden a las salas de Cine, el resultado en taquilla puede resultar óptimo, y de hecho, así era en los lejanos tiempos en los que el peplum religioso era un subgénero en auge.

Con NOÉ, Darren Aronofsky, el galardonado Director con el Premio OSCAR® por su película EL CISNE NEGRO, pienso que ha logrado involucrarse con un tema que muchos consideran “delicado e intocable” al recrear para el cine, su versión personal sobre la fascinante historia del personaje bíblico y la misión que le encomendó Dios, para limpiar al mundo del pecado.

Por su nuevo trabajo, Aronofsky ya ha recibido comentarios en pro y en contra, situación que no es fácil y más aún si adoptamos el rol que juega el trabajo y prestigio de un director cuando de recrear temas bíblicos se trata, pues no es fácil lograr que todos queden contentos, después de verla. 

Supongo que esa referencia comercial es la que tenían en mente los ejecutivos de Paramount que intentaron estrenar esta película en una versión más amable para los evangélicos estadounidenses. Para alegría de sus fans, Darren Aronofsky consigió que se respetara su edición final de Noé, con el evidente disgusto de los protestantes más intransigentes y con el respaldo de críticos católicos, felices con el resultado final.


Sugiero que se tenga en cuenta que en un par de secuencias del film se describe la evolución de las especies, un detalle que no significa gran cosa para el catolicismo –la Iglesia aceptó sin problemas la teoría de Darwin desde fecha muy temprana–, pero que irrita enormemente a los creacionistas estadounidenses, cuya ciega cruzada anticientífica nunca dejará de asombrarnos.


Si uno se remite a la literalidad de la Biblia, se encontrará con que el Diluvio Universal es relatado por Aronofsky con ciertas libertades pero sin demasiados excesos, sin dejar de mencionar las dosis de efectismo que junto al efecto 3D la hacen llamativamente comercial.


SINOPSIS:

En un mundo asolado por los pecados humanos, Noé recibe una misión divina: construir un Arca para salvar a la creación del inminente diluvio.
Inspirado por la épica historia de valor, sacrificio, esperanza y redención, Darren Aronofsky (en la Foto) (Cisne negro, El luchador, La fuente de la vida) lleva a la gran pantalla su personal visión de Noé. El oscarizado Russell Crowe interpreta al hombre elegido para llevar a cabo una trascendental misión de rescate antes de que una inundación apocalíptica destruya el mundo. La historia completa nunca antes se había llevado a la gran pantalla en una vívida epopeya, invitando al público a vivir esos espectaculares acontecimientos a través de la mirada y las emociones de Noé y su familia en su periplo por el miedo y la fe, la destrucción y el triunfo, la calamidad y la esperanza.

La producción embarcó a este reparto y equipo técnico de primera clase en su propio e inesperado viaje al introducirlos en una intensiva investigación del mundo de Noé para hacerle justicia al texto y embarcarse en un Arca de verdad, construida a mano según las indicaciones de la Biblia. En todos y cada uno de los aspectos de las interpretaciones, la acción y los innovadores efectos especiales de la película, el objetivo del equipo creativo estaba claro: elaborar una versión de Noé que resultara inmediata, vibrante y personal. El resultado es el primer retrato cinematográfico de Noé como un hombre imperfecto cuya sobrecogedora tarea se enfrenta contra lo peor de la humanidad a la vez que reafirma nuestra fe en lo mejor de ella.


"El público puede contar con todos los grandes momentos de la historia de Noé... el Arca, los animales, los Nefilim, el primer arco iris, la paloma. Pero espero haberlas reflejado de una manera nueva e inesperada. En vez de repetir lo ya visto con anterioridad, repasamos meticulosamente lo que está escrito en el Génesis, y luego creamos un escenario en donde sintiéramos que esos milagros podrían suceder", dice Darren Aronofsky

"Hay versiones en clave de comedia, hay versiones en animación, e incluso hubo una versión para Broadway con Danny Kaye que era un musical", dice Aronofsky. "Históricamente, su enfoque ha estado siempre orientado hacia el folklore, el humor y las historias para niños. Pero si uno se fija en el lugar que ocupa la historia en el Génesis, hay mucho más que animales entrando por parejas. Se trata de la historia de diez generaciones de hombres malvados que alcanza su clímax cuando llega un momento en que Dios decide que quiere rehacerlo todo. Para mí, se trata de la primera historia sobre el fin del mundo".
 

También la pareció una historia que finalmente iba a poder ser narrada de una forma visceral mediante las técnicas cinematográficas del siglo XXI, respetando a la vez la fuerza indeleble del texto bíblico. Dice: "No quería seguir ciñéndome a los clichés preconcebidos de la cultura popular que ya tenemos… quería que este Noé pareciese fresco, inmediato y real".


La fascinación de Aronofsky por Noé comenzó cuando tenía 13 años: al escribir un poema sobre Noé para la escuela. Fue después, al comenzar su carrera cinematográfica, cuando empezó imaginar la manera de dar vida a esta colosal historia antigua en la moderna pantalla cinematográfica. Sabía que iba a ser el mayor reto de su carrera, un largometraje tremendamente ambicioso que requeriría tanto pasión como meticulosidad en los detalles. Al mismo tiempo, se sentía profundamente atraído por el aspecto personal de la épica historia, la de la familia de Noé, queriendo investigar sus miedos y esperanzas, sus conflictos y su búsqueda de respuestas en medio de todos aquellos extraordinarios acontecimientos.

"Al ser la historia del primer Apocalipsis, me resultaba enormemente interesante imaginar como podría sobrevivir a eso una familia", dice el director.

Eso se convirtió en el punto de partida de un proceso de escritura que iba a meter a Aronofsky y al co-guionista y productor ejecutivo Ari Handel de cabeza en lo desconocido. Puesto que el texto del Génesis es breve, no contiene prácticamente ningún diálogo y ofrece pocas pistas acerca de los sentimientos de Noé respecto de la inminente inundación, consultaron una ingente cantidad de fuentes religiosas, históricas y eruditas para entender mejor la época de Noé y la relevancia de sus acciones. No se propusieron atenerse literalmente a los escritos, centrándose por el contrario en dramatizar lo que ellos consideraban como los temas esenciales de la historia de Noé e investigando las cuestiones que planteaba la narración bíblica.

Copyright del artículo © Jaime Ponce. Reservados todos los derechos.

Copyright de imágenes y sinopsis © Regency Enterprises, Protozoa Pictures, Paramount Pictures. Reservados todos los derechos.
Publicar un comentario