ALIEN: Covenant

ALIEN: Covenant
No te la puedes perder!!

miércoles, 3 de abril de 2013

Desde Hoy abren en Inglaterra, una muestra expone el anillo que inspiró a J.R.R.Tolkien




Este ese el Famoso anillo, el "precisoso" de Smeagol, el mismo protagonista de "las guerras del anillo" y por el cual surge toda esta épica historia, un sublime objeto, de origen romano, que  desde hoy puede ser visitado en la casa-museo The Vine ubicada en Hampshire (al sur de Gran Bretaña) en una muestra permanente que exhibe esta y otras piezas que sirvieron de inspiración a J.R.R. Tolkien para crear la obra cumbre de la literatura fantástica "The Hobbit" y la posterior saga de "El Señor de los Anillos".

Para los que creían que Frodo Bolsón había cumplido su misión y logró destruir el "Anillo Único" en el fuego de Orodruin en la tierra de Mordor, hay una mala noticia: la sortija aún existe, aunque no es precisamente la misma de las novelas de Tolkien, pero se le acerca mucho. (ver la foto)



LA HISTORIA DEL ANILLO
El anillo, que procede de un yacimiento arqueológico romano, se muestra en "la Sala del Anillo" del recinto, un lugar creado en colaboración con la Sociedad Tolkien, en la que se narra la historia de la pieza, junto a una tablilla romana con maldiciones sobre el hombre que se atreva a robarlo y el vínculo con el escritor británico.


Pero la historia de esta argolla va más allá. Según indica "The Guardian", el anillo fue encontrado en 1975 por un granjero en los alrededores de Silchester, uno de los más enigmáticos sitios romanos de Inglaterra, ciudad que fue abandonada en el siglo VII y que jamás volvió a ser repoblada.

Según los historiadores, el granjero habría vendido el anillo a la familia Chute, que residía en The Vyne, y perteneció a ellos por siglos, antes de que la mansión pasara a manos del patrimonio británico en la década de 1930.

La argolla, de 12 gr de oro, tiene inscrita alrededor la frase en latín "Senicianus vive bien en Dios", lo que habría inspirado a Tolkien a describir en sus aclamadas novelas la inscripción en la argolla: "Un anillo para gobernarlos a todos, un anillo para encontrarlos, un anillo para atraerlos a todos y atarlos en las tinieblas".

Además, la historia cuenta con una maldición. Décadas después, encontraron cerca de la ciudad, en un lugar llamado Dwarf's Hill, una tabla romana en la que un tal Silvianus le informaba al Dios Nodens que el anillo había sido robado, y como sabía el nombre del villano, le pidió justicia: "A los que llevan el nombre Senicianus que no les sea concedida salud hasta que devuelvan el anillo al templo de Nodens".


En 1929, el arqueólogo Sur Mortimer Wheeler volvió a escavar en dicha zona, y le pidió ayuda a Tolkien, quien en ese entonces era profesor en Oxford para que le explicara de qué se trataba. Ahí lograron hacer la conexión entre la tabla y el anillo perteneciente a la familia Chute. Según el medio británico, el escritor estuvo investigando la unión entre los objetos por años, hasta que en 1937 publicó "El Hobbit".

La exposición también incluye el paso por un salón de té donde degustar un menú de inspiración tolkieniana. Visita su web en internet: http://www.nationaltrust.org.uk/vyne/things-to-see-and-do/article-1355771357192/
Publicar un comentario