ALIEN: Covenant

ALIEN: Covenant
No te la puedes perder!!

lunes, 23 de abril de 2012

EL PRINCIPE DEL DESIERTO: el nuevo film de Jean-Jaques Annaud


Siempre, cuando quienes nos dedicamos a hablar o escribir de Cine, nos enteramos del nuevo proyecto en el que está involucrado un gran director, se genera esa gran expectativa, que después de ver el resultado frente a la gran pantalla, a veces nos satisface y sorprenden, ó, como en otras ocaciones simplemente nos decepcionan.

Para este caso EL PRINCIPE DEL DESIERTO (BLACK GOLD título original), el nuevo film del  aclamado director francés  Jean-Jacques Annaud (El nombre de la rosa, Siete años en el Tíbet)   nos ha dejado un, hasta ahora, un SIN SABOR en la boca; a que viene mi opinión? simplemente porque aunque el director Annaud  decide para esta nueva cinta, retomar la tradición épica de batallas libradas en el desierto, cuyo punto cumbre se vío reflejado en el recordado clásico del realizador David Lean, con Lawrence de Arabia en 1962, la cinta no alcanza el nivel que después de una hora de proyección, queremos que logre.
Me explico, en el film el personaje de Auda, aquí interpretado por Tahar Rahim, se aleja del caracterizado por el actor mejicano Anthony Quinn. Mientras que aquel personaje se caracterizaba por su fuerza, rudeza y actitud salvaje para contraponerse al civilizado Lawrence del actor irlandés Peter O'toole, el protagonista de EL PRINCIPE DEL DESIERTO es un personaje bueno y noble.
El film inicia precisamente años antes de los sucesos que se recrean en el clásico Lawrence de Arabia y refleja la manera como el príncipe Auda se convierte en líder revolucionario, la historia ambientada en el Medio Oriente de los años "30", a instantes del boom petrolero, recrea la vida y dilemas del príncipe Auda, entregado cuando niño como ofrenda de paz por papá Amar (Mark Strong, actor británico) a Nesib (puesto en escena por Antonio Banderas). 
Tiempo después Auda, es criado por el personaje de Banderas (su voz por momentos me recordó a Gato de EL GATO CON BOTAS) quien demuestra ser un personaje calculador y maquiavélico y padre de la Princesa Leyla ( Freida Pinto), justo aquí es cuando el Principe Auda debe asumir el mando de un pequeño ejército con el que se ve obligado a cruzar "la franja amarilla" un imposible lugar del desierto, donde nadie sobrevive, para enfrentarse a su padre biológico quien reactiva la vieja guerra entre los clanes, hasta aquí la historia, esta es la sinopsis:
Bajo el implacable cielo del desierto, dos líderes se enfrentan en una guerra.El victorioso Nesib, Emir de Hobeika, establece los términos de paz con su Rival Amar, Sultán de Samaah. Los dos acuerdan que ninguno podrá tener derecho a la “Tierra de nadie” llamada La Franja Amarilla. A cambio, Nesib adopta los dos hijos de Amar: Saleeh y Auda, como garantía de que ninguno de los dos invadirá al otro.
Doce años después, Saleeh, el guerrero, se las ingenia para escapar de su dorada celda y regresar a la tierra de su padre; a Auda, le importan sólo los libros y la búsqueda del conocimiento. Un día, su padre adoptivo es visitado por un americano de Texas y éste le dice al Emir que su tierra está bendecida con petróleo y le promete riqueza más allá de su imaginación. Nesib se imagina un reino de infinitas posibilidades, un reino con caminos, escuelas y hospitales, todo pagado con el oro negro de la tierra estéril. Sólo hay un problema: el precioso petróleo está justo en la Franja Amarilla. El escenario está listo para un épico enfrentamiento por el control de la Franja Amarilla, por el control de dos reinos y por el control del futuro.
Estoy convencido que aunque la película tiene lapsos muy bien logrados y algunas fotos extraordinarias del desierto, la película no logra desarrollar algunos temas puntuales que transitan alrededor de la historia y quedan casi que en la superficie. El conflicto de lealtades y traiciones entre tribus que plantea, temas como la invasión de occidente (por la búsqueda insaciable de Petróleo) y sus quiebres en la cultura oriental a partir de la comercialización del ORO NEGRO, título original de la cinta, quedan relegadas a lo anecdótico. El film menciona el conflicto en lo discursivo pero rápidamente pasa por alto, este y otros temas, algo realmente irreconocible del director en sus trabajos anteriores.
Estas decisiones temáticas marcan la diferencia entre un buen film un gran film, quedando EL PRINCIPE DEL DESIERTO a la primera de las opciones y perdiendo la oportunidad histórica cinematográficamente hablando, de dejar la huella en el desierto. les invito a visitar su página:

Publicar un comentario